VÉRTIGO Y MAREO

Vertigo : etimología, movimiento giratorio y oscilante.

No hay buena enfermedad, hay sólo buenas curaciones.

¡Qué alivio!

El equilibrio funciona gracias al oído interno. Si este último tuvo sufrimientos, por ejemplo otitis en la infancia, traumatismos o accidentes vasculares, podrán quedar unas huellas tipo sordera, hipoacusia, acúfenos o aún vértigos. Hay también el cerebro.

El equilibrio funciona también con los ojos.

 Empecemos con una experiencia real:

En una feria, había una proyección de película de coches de carreras sobre un circuito de Fórmula 1. El público estaba de pie. Los vehículos iban de la derecha a la izquierda o lo contrario en un movimiento oscilante. Después de algunos minutos casi todos fueron sufriendo vértigo, abriendo las piernas para no caer, como si los espectadores fueran borrachos. Era el testigo de lo que pasaba alrededor de mí y también dentro de mí, no podía quedarme de pie correctamente, mareado, como si estuviese en un bote mientras que estaba sobre la tierra. A pesar del interés que presentaba el espectáculo de la carrera, esto se volvía insoportable y cerré los ojos. La náusea y el vértigo se pararon al instante.

Recordé el mareo del que había sufrido tanto, a punto que me había negado a viajar sobre un velero con buenos amigos. ¡Eureka! Tenía una pista. Sobre un barco en el mar, los ojos van a ponerse sobre una parte del buque como si fuera un punto fijo, A ejemplo de lo que pasa cuando uno está en una casa; pero generalmente la casa no se mueve. El barco sí.

Al día siguiente, decidí alquilar un barco con su piloto y durante la tarde cuando duró el paseo en el mar Mediterráneo, donde soplaba un ligero viento con olas, mi mirada quedó « pegada  » sobre la línea de horizonte. Resultado: ningún mareo.

Solo me quedaba poner este resultado en práctica para los vértigos; ¡y funciono!

A continuación el protocolo para los vértigos.

Uprajnienie  EJERCICIO (en ruso)

Mirar un punto fijo. Y sobre todo nunca dejar de mirarlo. No hay ninguna excusa, aunque el malestar sea fuerte.

Respiración conciente y profunda

Concentrarse sobre la sensación de los pies en contacto con el suelo (grounding) lo que puede traducirse por « anclaje ». Vamos a sentir y a tocar el suelo con los pies con una gran sensibilidad, como un ciego puede hacerlo.

Cuidado, estoy vigilante. Los ojos no deben soltar el punto fijo; y bajo ningún pretexto. Los primeros pasos van a darse de esa manera. Podemos agarrarnos, y ayudarnos con las manos.

Así como los primeros pasos de un bebe, o…

… los primeros pasos sobre la luna, con conciencia.

Ahora o por la mañana al despertar, el ejercicio comienza:

Se trata de fabricar nuevos circuitos o conexiones en el cerebro; es un aprendizaje.

Vamos a continuar el ejercicio materializando tres o cuatro puntos fijos (materializados por trozos de papeles de cola colorados) que van a permitir al aprendiz equilibrista ir de su cuarto por la mañana hacia el pasillo, luego hacia la sala de baño o los aseos, la cocina, la sala, el balcón, el jardín.

Uno tiene que practicar este ejercicio cada día al despertar o cuando uno quiere: por ejemplo ahora cuando usted lee este texto. Esto se demora más o menos cuatro o cinco minutos. ¡Y no diga  por favor que usted no tiene tiempo! Si usted olvidó: vuelva a echarse en la cama.

En resumen:

1) Sentarse al borde de su cama mirando un punto fijo.

2) Ponerse en pie sin dejar de mirar ese famoso punto.

3) Hacer algunos pasos a marcha lenta hacia ese primer punto.

4) Pararse. Los dos pies están clavados en el suelo.

5) Dirigir sus ojos hacia el segundo punto. Esto puede provocar un movimiento ligero de la cabeza y del cuello.

6) Estando fijada la mirada, el torso, la pelvis y las piernas pueden volverse con una delicadeza infinita en la nueva dirección de la mirada.

7) Simplemente dirigirse hacia el punto fijo número 2, etcétera.

Resultados garantizados.

Los puntos fijos pueden compararse con faros en alta mar para el barco en movimiento que podrá ser asimilado al paciente que sufre de vértigos.

Volvamos al viaje en el mar. Todo se juega durante la primera hora. Más que todo, no dejemos instalarse el mareo. Durante la salida, a dondequiera que estemos y pase lo que pase, la mirada debe ser dirigida hacia el exterior: la tierra, el cielo, las estrellas, la luna, pero nunca hacia la estructura del barco. Si no es posible mirar fuera del barco, es preferible cerrar los ojos. Podemos también imaginar un punto luminoso entre ambos ojos. Recuerde que cerrando los ojos en la feria, los vértigos desaparecieron.

Al contrario del mareo, los marineros de regreso a tierra después de meses de navegación sufrían del “mareo de tierra « , necesitando tiempo para que su cerebro se entere que ya no estaban sobre el agua.

Todo es aprendizaje.

Existen otros tipos de  » mareo de los transportes  » en coche, en autocar. Exactamente como durante los viajes en mar, bastará con mirar el camino o los automóviles delante de sí, porque los conductores no tienen  » mareo  » en coche. (En farmacia, hay Cocculine *.)

En un teleférico una persona empezaba a sentirse mal, tenía miedo. Observé que sus ojos giraban en todos los sentidos. Una vez mas, basta con mirar a lo lejos, las cumbres de las montañas, y no la cabina, ni hacia abajo.

Para el vértigo de las alturas, que es una fobia, los mismos ejercicios de la mirada puesta sobre un punto fijo son siempre válidos.

Podremos también ayudarnos dando la mano a una persona que no es sensible al vértigo.

Publicités
%d blogueurs aiment cette page :