ZONA EN ESPANOL

 

Con más frecuencia, se encuentra geográficamente en el cuerpo, en el tórax y el abdomen. Pero el Zona más peligroso y más grave es el Zona oftálmico. También existen Zonas de la oreja y a veces de los órganos sexuales.

 

Después de cuatro semanas de evolución con los tratamientos alopáticos, las neuralgias post-zósterianas*, lancinantes e insoportables, pueden quedarse y persistir, a veces durante la vida entera, particularmente entre las personas de edad. Dos ejemplos me marcaron:

  • El suicidio de un sacerdote católico (por supuesto en oposición con el acto de suicidio)

Un paciente sufría tantos dolores ZONA

 

Fiebre, escalofríos, malestar, disturbios digestivos pueden ocurrir 3 o 4 días antes de la erupción característica, con grupos de vesículas sobre placas  rojas.

El Zona es terrible por los dolores que puede ocasionar. Se presenta socarronamente; es muy doloroso cuando está instalado. Se ubica generalmente por un solo lado del cuerpo, lo que debería facilitar su diagnóstico.

 

  • post-zosterianas del escroto como pedía que le quitaran los testículos por una operación, ¡muchos años después de la crisis inicial!

Casi todas las medicinas alternativas funcionan, sin dejar secuelas: la acupuntura, la quiropráctica, la homeopatía, la aromaterapia, etc. Y también existen buenos “curanderos” de campo: que se lo diga.

 

Hablando de acupuntura, uno de mis maestros, ex médico militar, decía que uno podía poner agujas por todas partes en la zona occipital. Contaba que había cuidado y  curado a la esposa de un profesor de la academia de medicina ¡a escondidas de su marido!

 

En los Pirineos, unos decían que los enfermos estaban ¡“sostenidos” por el curandero! ¿Tal vez decía una oración?

 

La medicina convencional oficial y mayoritaria prescribe calmantes (neurolépticos) para los dolores. Esto no puede impedir la aparición de estas neuralgias post-zósterianas, terribles y lamentables quienes nunca deberían ocurrir y observarse en consulta.

 

Por desgracia, cuando el infortunado paciente viene a consultarme, cinco semanas después de los primeros síntomas, el mejoramiento es muy reducido; sigo cuidándole sin decirle que puede ser muy largo, porque temo el efecto “nocebo”: el inverso del “placebo”. (Diciéndole que va a durar, arriesgamos que se  desanime y peor que todo que abandone).

 

CONCLUSIÓN: en caso de Zona, corra rápidamente a casa del especialista en acupuntura, una sesión cada día durante tres días

 

Y también homeopatía:

Vaccinotoxinum 7 CH  5 granulados cada dos días durante 8 días

Staphylococcinum 7CH, idem alternado

Rhus tox 5CH, 2 granulados dos veces por día

 

Y los oligoelementos:

Cobre y azufre en Oligosol, alternados cada dos días

 

Y la aromaterapia:

Tegarome del Dr Valnet sobre las erupciones, puro o en compresas.

Aprovechamos la oportunidad diciendo que el mismo remedio será muy útil para aliviar las picaduras de mosquitos, mayormente en los países tropicales. Tenerlo siempre en su bolsillo.

 

Y el Cloruro de Magnesio, para reforzar las defensas inmunitarias, un pedacito cada mañana en un vaso de agua después del desayuno.

 

Y las vitaminas naturales:

Aceite de germen de trigo y levadura de cerveza aportan las vitaminas del grupo B para alimentar los nervios; manzanas biológicas incluyendo la piel para aportar las catequinas, polifenol  que centuplica el poder de las vitaminas C y D

 

Así como para cada patología importante, se deben observar algunas reglas de higiene alimentaría: ninguna bebida alcohólica es una de las indicaciones principales para la buena reparación de los nervios. Las frutas y verduras frescas mayormente aportan los nutrimentos; los pescados ricos en omega 3 como caballas y sardinas frescas, al caldo o adobadas con vinagre de sidra o con limón…

 

Y también evitar el surmenaje

 

Una semana de convalecencia, sin “descansarse” viajando a 10000 kilómetros.

 

Así como para cada patología importante, se realizara un balance medico completo; será también la oportunidad de tomar en conciencia que se encendieron los “indicadores”.

 

Esto puede parecer evidente, pero vale más decirlo: no hay que abrir o triturar las vesículas de las erupciones.

 

En cuanto a las medicaciones contra el dolor, de tipo neuroléptico por vía general o local, no tienen cualquier efecto benéfico para una curación de largo plazo y al revés  me parece que tienen una accion opuesta a la buena reconstrucción del nervio perjudicado. Me lo confirmo una curandera de La Rosière De Bourg Saint Maurice, agricultora de más de ochenta años, todavía en actividad, que cura pacientes afectados por el Zona sin aceptar remuneración diciendo que “(si hay dinero) no va a funcionar”.

 

TODOS Zonas que cuidé desde los primeros días de síntomas, en cualquier sitio del cuerpo, cual que sea la edad del paciente y particularmente en las personas de edad, todos se curaron rápidamente a los pocos días y sin secuelas.

 

El Zona es una enfermedad que inmuniza mal. Entonces es frecuente que se repita dos o tres veces en el curso de la vida del paciente, a veces en periodos próximos. Clásicamente, es una patología del adulto (los niños tienen varicelas de misma causa viral), no obstante vi y cuidé un Zona oftálmico de una niña de seis años de edad, poniéndola tres agujas de acupuntura mientras dormía bajo el efecto de los calmantes en los brazos de su madre.

 

Dans le texte français, il y a deux fois “sous l’effet des calmants”

 

En todos los casos   de Zona, un balance completo  es necesario, en busca de una patología subyacente.

 

En resumen, me gusta decir que el Zona es una “urgencia acupunctural”

Publicités
%d blogueurs aiment cette page :